Asociación

 

Asociación de Salud Mental de Huelva y su provincia

La Asociación FEAFES-HUELVA, lleva ejerciendo su actividad en beneficio de las personas con enfermedad mental y sus familiares, desde el año 1992. Desde sus comienzos ha venido desarrollando una labor reivindicativa con objeto de recabar la mejora en la asistencia socio-sanitaria para las personas con enfermedad mental y sus familias.

Los requerimientos familiares son numerosos, entre ellos, por desconocimiento de la enfermedad mental de su familiar, falta de comprensión y entendimiento de la misma, desconocimiento de los recursos, estrés, agotamiento por la ineludible y continua tarea de dedicación y cuidado de su familiar, falta de expresión de sentimientos, de confianza y de relaciones sociales por miedo a la reacción de otras personas de su entorno (debido al estigma que afecta a estas enfermedades), ocultamiento, vergüenza, aislamiento, depresión y escasa o nula red social entre otros aspectos.

Aún así, son estos familiares los que están asumiendo la labor de cuidado, son los denominados “cuidadores informales”, ya que sin tener conocimientos para ello más que los de la propia experiencia vital, están desempeñando la difícil tarea de cuidar de sus familiares afectados por alguna enfermedad mental grave. Ejerciendo de enfermeros, cuidadores permanentes, guardadores legales etc.

Por todo lo anteriormente citado, desde FEAFES-HUELVA nuestro objetivo es promover a las Instituciones Públicas que se adopten medidas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad mental y sus familiares.

Las grandes metas que nos planteamos en nuestro proyecto de asociación se resumen en:

  1. Mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad mental y de sus familias y defender sus derechos.

  2. Solicitar a las Instituciones Públicas una adecuada calidad asistencial socio-sanitaria, que tiene que redundar en la integración social y en la desaparición del estigma.

  3. Normalizar los derechos de las personas con enfermedad mental y de sus familias para su equiparación con el resto de patologías.

  4. Orientar la atención terapéutica hacia el logro de una mayor autonomía para los afectados, guiándolos hacia su integración en la comunidad, evitando su marginación social y promoviendo la comprensión social.

  5. Sensibilizar a los Poderes Públicos hacia la salud mental.

  6. Dar servicio de asesoramiento y de información a familiares para contribuir a mejorar el conocimiento de la enfermedad, la prevención de recaídas y un mejor afrontamiento de la enfermedad por parte de la      familia, posibilitando contactos entre familiares y allegados con fines de ayuda mutua.

  7. Procurar las relaciones de colaboración y de comunicación con Entidades, Instituciones y Administraciones vinculadas a la Salud Mental y al Bienestar Social.

  8. Organizar y promover programas y servicios de información y orientación, ocupacionales, de acompañamiento, laborales, de ocio y tiempo libre para las personas con enfermedad mental y sus familiares.